Los cursos que English Staff ofrece son personalizados, es decir, ajustados a las necesidades de cada alumno.

Desde la clase inicial se realiza un diagnóstico por el cual no sólo se determina el nivel sino que se analiza las fortalezas y debilidades del alumno.

La motivación del alumno juega un rol muy importante en el aprendizaje de un idioma , por lo tanto, prestamos especial atención a los gustos y afinidades del alumno, para así lograr que el aprendizaje sea mas ameno y eficaz.

Nuestro principal objetivo es ayudar a los alumnos a crear frases con significado en lugar de ayudarles
a construir estructuras gramaticales perfectamente correctas o a conseguir una pronunciación perfecta.
Esto significa que el aprendizaje de la lengua extranjera se evalúa teniendo en cuenta cómo el alumno
desarrolla su competencia comunicativa, la cual se podría definir como la capacidad que tiene el alumno
para usar sus conocimientos sobre los aspectos formales y sociolingüísticos de la lengua para comunicarse
de manera adecuada.

El método comunicativo se caracteriza por ser un enfoque de enseñanza general y no un método de enseñanza con prácticas de clase claramente definidas. Como tal, a menudo se le define por medio de una lista de principios o características generales. Una de las listas más conocidas es la de las cinco características del método comunicativo, elaborada por David Nunan (1991):

Pone énfasis en la comunicación en la lengua extranjera a través de la interacción.
Introduce textos reales en la situación de aprendizaje.
Ofrece a los alumnos oportunidades para pensar en el proceso de aprendizaje y no sólo en la lengua.
Da importancia a las experiencias personales de los alumnos como elementos que contribuyen al aprendizaje del aula.
Intenta relacionar la lengua aprendida en el aula con actividades realizadas fuera de ella.

Estas cinco características son las que propugnan los defensores del método comunicativo para demostrar que están tan interesados en las necesidades y deseos de sus alumnos como en la relación que existe entre la lengua que se enseña en sus clases y la que se utiliza fuera del aula.

Bajo esta definición tan amplia, cualquier tipo de enseñanza que ayude al alumno a desarrollar su competencia comunicativa en un contexto real se considera una forma de enseñanza aceptable y beneficiosa.

De este modo, las actividades realizadas en las clases basadas en el método comunicativo suelen incluir actividades en parejas y en grupo en las que se requiere la negociación y la cooperación de los alumnos, actividades enfocadas a adquirir fluidez que animen a los alumnos a aumentar su confianza, juegos de simulación (role playing) en los que los alumnos practican y desarrollan las funciones de la lengua, y también actividades enfocadas a adquirir un buen uso de la gramática y la pronunciación.

Algunos ejemplos de actividades son :

Juegos de simulación (role playing)
Entrevistas
Intercambio de información repartida entre alumnos
Juegos
Intercambio de idiomas
Encuestas
Trabajo en parejas
Aprender enseñando

Sin embargo, no todos los cursos que aplican el método comunicativo se limitan solamente a estas actividades.
Algunos profesores, por ejemplo, piden ocasionalmente a sus alumnos que realicen ejercicios gramaticales

o que hagan en casa ejercicios de automatismo no comunicativos.